sábado, 19 de noviembre de 2011

LECTURA: "Más cerca del cielo. Tenerife, las experiencias de un astrónomo"

Este libro trata sobre la expedición que realizó el astrónomo Charles Piazzi Smyth a Tenerife. En realidad, es una traducción comentada del libro escrito por el autor tras su expedición: “Teneriffe: An Astronomer’s Experiment”.

Charles Piazzi Smyth nace en Nápoles en 1819, su padre William Henry Smyth (1788 – 1865) astrónomo de la Royal Navy destacado en Italia le puso el nombre de Piazzi en honor a un gran astrónomo italiano.

 Cuando Piazzi tenía 6 años de edad su familia se traslada a Bedford en Inglaterra donde su padre trabaja en el observatorio. Su interés por la investigación lo convierte en un astrónomo precoz y a los 16 años ya trabaja como ayudante en el Observatorio Astronómico del Cabo de Buena Esperanza, posteriormente fue nombrado astrónomo regio del Observatorio Astronómico de Edimburgo, ahí es donde se empieza a forjar una sólida fama en el mundo científico.

Con sus investigaciones científicas se constata que la atmósfera interfiere en las observaciones astronómicas, por lo que la construcción de los observatorios astronómicos, que hasta ese momento se realizaban en las Universidades que a su vez estaban en los centros de las ciudades más importantes, debían trasladarse a las altas montañas, donde la atmósfera es más estable. Ésta es la razón por la cual los grandes observatorios astronómicos se encuentran en las cumbres como: El Observatorio del Teide en Tenerife y del Roque de los Muchachos en la Palma, Los observatorios de las cumbres andinas y de Hawaii, etcétera.

 Incansable viajero, realiza investigaciones arqueo-astronómicas en las pirámides, en Egipto. Con su bagaje intelectual acaba perteneciendo a las más importantes sociedades científicas del mundo. En los últimos años de su vida se dedicó a la espectroscopía.

 Charles Piazzi Smyth muere en el invierno del año 1900. Estando aún vivo, se bautiza un cráter en la Luna con su nombre y posteriormente, una cordillera de la Luna recibe el nombre de Los Montes Tenerife en honor a la expedición realizada por él.

 El libro es un diario de viaje donde se narra con todo detalle los por menores de la expedición a Tenerife. Con su experiencia como meteorólogo y experto en la atmósfera empieza a fraguar una idea en su cabeza y es la de que las observaciones astronómicas ganarían en calidad si se realizaban en alta montaña. Con este proyecto empieza a tocar en las puertas de los gobiernos Británicos para que le permitan fletar una expedición a la isla de Tenerife para realizar observaciones astronómicas y meteorológicas desde las cumbres del Teide.

 En 1855 sus trabajos llegan a manos de Robert Stephenson (1803 – 1859), al cual le rondaban ideas similares por la cabeza, por lo que éste pone su barco, el “Titania”, a su disposición y con el apoyo del astrónomo G. B. Airy (1801 – 1892) y del First Lord Sir Charles Wood (1800 – 1885) el proyecto sale adelante.

 En la primavera de 1856 el Ministerio de la Marina Británico toma cartas en el asunto haciendo que The Royal Society, The Royal Astronomical Society, the British Association y particulares como Sir John Herschel (1769 – 1857) se interesen por el proyecto aportando todo lo que está en sus manos.

 Así, el “Titania” parte del puerto de Southampton llegando a Santa Cruz de Tenerife en Julio de 1856. El barco iba fletado con una cantidad enorme de instrumentos científicos, con Piazzi y su esposa Jessie Duncan, ambos aprovechan este viaje para realizar su luna de miel, ya que estaban recién casados.

 Llegados a Tenerife se narra hasta la mínima anécdota de cómo desembarcan y se trasladan hasta el Puerto de la Cruz (La Orotava en aquella época) donde establecen su residencia provisional, luego el traslado hasta las cumbres de Guajara donde instalan el observatorio, sus excursiones por todas las Cañadas del Teide, la subida al Teide y el intento de realizar observaciones desde el Teide, se explican las observaciones geológicas, meteorológicas y astronómicas realizadas y todos los avatares por los que tuvieron que pasar, luego el descenso, las anotaciones botánicas y etnográficas y el turismo que realizó por la isla baja. Además de las investigaciones sobre mareas que realizó con los experimentos que dejó en el yate “Titania” atracado en el puerto de Santa Cruz.
 
 
 El libro es tremendamente apasionante, hasta el punto de creer que estás leyendo una novela de ficción al estilo de Julio Verne (1828 – 1905), pero con la certeza de que lo que en realidad lees es un diario de viaje.

 El libro lo edita Ediciones Idea, en la serie “Con T de Tenerife”. Se editó en el año 2002 en una versión de bolsillo y lleva ilustraciones de las estereofotografías realizadas por Jessie Duncan. La traducción, notas y las reseñas biográficas del libro fueron realizadas por Emilio Abad Ripoll, la introducción es de José Luis García Pérez y el prólogo es de Luis Cola Benítez.

 Para los amantes de los libros de aventuras es un libro imprescindible y para aquellos a los que les guste la astronomía por supuesto que les encantará. Si además, conoces Tenerife o vives en la isla te sentirás involucrado en la lectura.

jueves, 10 de noviembre de 2011

OBSERVACIÓN DEL 04/11/2011

Subí con un colega astrónomo y gran amigo, David Hernández y con Francisco González, fotógrafo, a Izaña, en las cumbres de Tenerife, a unos 2400 m de altura.

Estas son unas magníficas fotografías de Francisco González, desde el punto de observación en las terrazas del Observatorio del Teide.
  
La verdad, pintaba mal, llovía, el viento rondaba los 40 Km/h, la temperatura no subía de 4 ºC y con el viento, la sensación térmica era muy baja, pero al anochecer, despejó y el viento amainó, sólo quedaron cirros y algunas nubes altas que hacían que el enfoque fuera algo complicado.
  
Tras montar el C8 con su reductor de focal y la ATIK 16IC y hacer una estación bastante precaria que no me permitió hacer más de 10 segundos de exposición, nos decidimos a hacer algunas fotillos de cielo profundo (Y eso que había una Luna gibosa creciente, que no dejaba ver más que las estrellas más brillantes).
  
Sobre el terreno, entre los cirros y el viento, no le presté mucha atención a la forma de las estrellitas que podía ver en la cámara, pero en casa al trabajar con las imágenes me he fijado que las estrellas están deformadas y me da la impresión de que es descolimación, que pereza me da, me cuesta horrores colimarlo, lo he hecho dos veces y ahora otra vez más. Después de que se me deslizara una vez la montura por dejar un tornillo algo suelto y el telescopio se dieran un golpe contra ella, he notado cosas raras, pero no estoy seguro si son manías mías o son problemas de verdad.
  
Las tomas son malísimas, pero no supe sacar más de ellas, el apilado fue muy problemático, ya que el DeepSkyStacker no reconocía mis estrellas deformadas y el Registax no apiló del todo bien, luego un poco de PhotoShop y ha esperar noches mejores.
M 2 - NGC 7089
Esta fue la primera víctima, la Luna estaba bastante cerca, este cúmulo globular está en la constelación de Acuario.



M 1 - NGC 1952
Esta fue la segunda diana, la estrella del programa, relativamente lejos de la Luna, pero la mala calidad de las tomas no me permitió sacarle el partido deseado.

Esta nebulosa remanente de una supernova está en la constelación de Tauro.




NGC 2403
Por último, de atrevido (la ignorancia es así), me lancé a por una de esas esquivas y fabulosas galaxias de la constelación de Camelopardalis y saqué esta galaxia espiral.

martes, 1 de noviembre de 2011

RESUMEN DE LAS OBSERVACIONES SOLARES DE OCTUBRE DE 2011

La actividad solar sigue siendo alta. En el siguiente link les dejo el resumen del mes de octubre:

http://es.scribd.com/fullscreen/71138436?access_key=key-1x4gpi7201aj9xvidj8d

Además les adjunto una animación con los días observados:

video